Lunes, 11 Abril 2016 02:38

Precariedad astuta: producir sin cash

Escrito por

Harto conocida es la situación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de la producción de obra artística con pocos o hasta nulos fondos. A los artistas escénicos en particular, esta situación nos convoca desde diferentes roles (docente, estudiante, creador, gestor) y tópicos (inestabilidad de nuestro hacer, auto-explotación, precarización). No obstante, este comentario intenta reflexionar sobre una propuesta que (a mi parecer) se hace cargo de dicha precariedad. Invito entonces a releer con esta aclaración, el título del comentario. 

La pieza que me convoca se llama Tres Salazares. Dirigida por Macarena Orueta, pone en escena a dos intérpretes (amiga y hermano de la directora), asistente de dirección (amiga) y escenógrafo (otro hermano). El programa de mano deja ver el vínculo cercano, por la coincidencia de apellidos. 

Tres Salazares es una “pieza” inspirada en la figura de Luis Salazar. A modo de visita guiada, la pieza recorre tres lugares del Oceonario Club a través de los cuales oímos un relato mientras vemos esta propuesta escénica inspirada en otras obras, que justamente son las de Luis Salazar. Ahora bien: ¿quién fue realmente Luis Salazar? El personaje inspirador de la pieza podría ser una construcción ficcional, claro que sí (pienso), pero Wikipedia me corrobora que nació en Chiapas (1945) y murió en  México, D. F. (2013). También el sitio nos aporta que 

fue un artista plástico y carpintero mexicano autor de una amplia variedad de obras que atraviesan la pintura, la escultura, la fotografía, el video y las instalaciones. Por las características de sus obras resulta complejo incluir a Salazar en algún movimiento particular del arte contemporáneo, en cambio, es más adecuado encontrar elementos de diversos períodos históricos de la historia del arte occidental en convivencia sintética en cada una de sus creaciones y etapas creativas. 

Entonces, Luis Salazar es la excusa para una obra, que a modo de visita guiada nos introduce en los avatares de la vida de un artista que no conocemos, bastante ajeno a nuestro contexto. ¿Por qué sería importante conocerlo? Me hice esa misma pregunta varias veces, y creo que es el mismo recorrido que nos devela este por qué. Más allá de la grandeza del artista, lo que resulta interesante es ver el ingenio de cómo poner en escena una obra de otro, y que a su vez, tenga carácter de homenaje.

Y así he llegado al meollo del asunto: la discusión en torno a las condiciones de producción. Por un lado, el elenco que une a tres hermanos y a dos amigas. Por otro lado, la escenografía a pulmón de cosas conseguibles: papel, telas que se reutilizan en distintas escenas, un muñeco de madera, un reproductor viejo, una tele vieja, una alfombra, unos globos, un bastidor de madera. Varios elementos, todos de bajo coste.

En doble dirección, vamos conociendo al homenajeado y a quiénes (y cómo) homenajean, porque  a medida que la pieza avanza, más se nos devela lo asequible como un recurso propio de la puesta. Entiéndase asequible en relación a las condiciones de producción materiales (elementos escenográficos de bajo coste) y a las humanas (exclúyase peyorativo, entiéndase valorativo debido al “equipo de afectos” involucrado).

En un pasaje nos muestran un video editado de fragmentos de ensayos, en el cual vemos las pruebas y devenires del elenco: armado y reconstrucción de escenografía,  intento de escenas que no forman parte de la obra y otras que sí lo hacen. El “equipo de afectos”, según este video, derrocha entusiasmo por el homenajeado. Lo particular de la propuesta entonces, es que la forma que adquiere este homenaje a un desconocido da cuenta de este entusiasmo y esas ganas por evocar algo de Salazar. Un intento por sacar del anonimato al artista y reivindicarlo.

Y lo hacen a su vez, dadas las condiciones materiales de producción, usando lo precario de un modo ingenioso. En realidad (entiéndase realidad como lo que efectivamente sucede), si bien somos varios los que producimos sin cash, o al menos, poniendo de nuestro bolsillo para pagar salas de ensayo, vestuario y/o escenografía, las obras están en cartel igual. Y quizás, posteriormente, algún subsidio o beca.

A mi criterio (muy al mío) Tres Salazares no sería lo mismo con una súper alfombra, reproductor de pantalla plana, una tela distinta para cada escena, unos paneles desmontables: ¿por qué?  Porque la forma de poner en escena Tres Salazares expone sus particulares condiciones de producción.

Tres Salazares, es lo que es porque produce a partir de lo berreta (léase “berreta" como la “cosa falsificada con apariencia de legítima” [1]). Lo que motiva este escrito es que Tres Salazares expone lo que hay, lo que se tiene. Indudablemente, es un “hacerse cargo” de la situación. Se ubica así en un lugar distinto a la lógica de una visita guiada de museo, donde hay que pagar una entrada previa y uno se predispone a que “le muestren”. En Tres Salazares  entrás, entendés de a poco el formato del entusiasmo y al final te dicen que la función es a la gorra: “yapó” (chapeau).

 

Sin cash se produce igual. A nuestro pesar.

Sin cash se produce igual. Como potencia.

 

Este comentario fue hecho para la función del 15.08.15. en el Oceonario Club

 

1. Significado de berreta: http://que-significa.com/significado.php?termino=berreta

2.  Para ver Luis Salazar: https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Salazar

 

 

Ficha técnica

Interpretación y creación: Alejandra Machuca y Sebastián Orueta | Música original y Diseño sonoro: Sebastián Ramos de la Fontaine | Escenografía: Agustín Orueta | Voz en off: Edén Bastida Kullick | Asistencia de dirección: Florencia Novo | Idea y dirección: Macarena Orueta

 

Caterina Mora

Soy de Fiske Menuco (General Roca, Río Negro). De pequeña iba a peñas folclóricas. Ahora a veces las visito o milongueo. Luego egresé del Prof. de Danzas Clásicas y Contemporáneas (IUPA) y después de la Lic. Composición Coreográfica, Danza-Teatro (UNA). Actualmente estudio en LEM. Como directora: El Ocaso de la Causa y como performer: Experiencia Infinita (MALBA, 2015), En Obra (2014 y 2015) y Caipirinha (2015, 2016). La escritura me sirve para ver desde otra perspectiva la práctica. Estoy convencida que su concreta bi-dimensión (del papel o de la pantalla) posibilita cierta multi-dimensión. Eso intento, o al menos, eso busco. 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • El agua que derrama tiempo +

    En “Qué azul que es ese mar” de Eleonora Comelli, el tiempo pareciera configurarse en una duración bergsoniana, donde pasado y futuro conviven amalgamándose, confundiéndose, borrando sus límites en el Leer más
  • HACIA UN CUERPO LIBERADO +

    Un texto para: Despierta // dirigida por: Jesus Guiraldi “Pero decidme, hermanos míos, ¿Qué es capaz de hacer el niño que ni siquiera el león ha podido hacerlo? ¿Por qué el Leer más
  • Obscenidad femme fatale: resistencia y vuelta al origen +

    Orgía de recuerdos, amores, sexos, memorias, orgasmos y biografías, Sin sostén se presenta “desnudando nudos”. Reivindicación osada del deseo y su objeto. ¿En qué lugar de la vida se encuentra Leer más
  • Cambiar el paradigma +

    Statu nascendi (1). Dejo que las imágenes toquen mis ojos. El origen de la Tierra que gira, el volumen que configura el cosmos al rotar es análogo al movimiento de Leer más
  • Apunten. Disparen. Fuego +

    Un texto para Francotiradores, de Rakhal Herrero. Francotirador es “un soldado de infantería experto en tareas de camuflaje y tirador de élite, que dispara con arma (normalmente un rifle de Leer más
  • La cuestión +

    La cuestión Obra: Lejos El equipo de correr esta vez incluye los sueños. Lo que, por voluntad genética o divina, ella es. Lo que quiere ser. Lo que pudo ser Leer más
  • Danza expresiv-a (de género femenino) +

    Danza expresiv-a (de género femenino) Obra: Tarea Cumplida Lo cotidiano es materia prima de la escena, ellas tres son mujeres de familia. En la amalgama de los roles (madres, esposas, Leer más
  • Todo para mi pequeño alrededor +

    Todo para mi pequeño alrededor Obra: CMMN SNS PRJCT I. Logramos hacernos del tiempo para ir a ver Cmmn Sns Prjct y, tal como la expectativa lo indicaba, no paramos Leer más
  • Somos amigas +

    Nos encontramos y nos llamamos amigas. No nos conocíamos mucho, quizás no más que los dedos de dos manos cuentan nuestros encuentros, quizás, nunca contamos ni los 8 de una Leer más
  • La hija de la puta de la niña. +

    La hija de la puta de la niña. Obra: En Obra I. Cuentan por ahí que un día una niña irrumpió en un teatro, se puso frente a un escenario Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18

ESCRIBEN EN SEGUNDA