Lunes, 06 Noviembre 2017 22:02

Proceso creativo VENTANAS

Aproximadamente a mitad de este año fui convocada a dirigir en el marco de una residencia de danza propuesta por el Ciclo Tardes de Butoh en el Jardín organizado por Quío Binetti. Para llevar a delante la propuesta, el ciclo realizó una convocatoria abierta para lo que cada director de residencia (fuimos 4 en total) escribió una breve idea-propuesta y un perfil de las personas con quienes quería trabajar. Para mí fue como escribir en el aire, de todas maneras ya había aceptado participar contenta por la invitación y por poder elegir hacerlo. Era la primera vez que supe que iba a dirigir a un grupo.

Todavía invierno, una tarde pasé por el jardín del museo Larreta, lugar dónde se llevaría adelante el ciclo. Me senté en uno de los bancos verdes del jardín creyendo haber encontrado el sitio donde se llevaría a cabo la puesta, todavía ni siquiera estaba abierta la convocatoria. En un momento de mi estar ahí sentada apareció uno de los gatos del jardín, uno que ya me había acompañado durante otro proceso creativo que hice en ese mismo espacio. Me dispuse a seguirlo, mientras para mis adentros pensaba “el gato me va a decir donde será la puesta”. Dejándome llevar por la intuición felina llegue a un espacio del jardín que no había visto nunca y al que le debo el nombre de la residencia que mostraremos el 8 y el 15 de noviembre. Es un espacio que tiene tres ventanas, ventanas que dan a la calle, es como un interior en el exterior, un adentro en un afuera y viceversa. Una vez que esos pensamientos atravesaron, agradecí al gato y me decidí por ese espacio para llevar adelante la tarea.

Pasados los días seguí desenmarañando e imaginé convocar a 5 personas y trabajar con mi amiga mercedes con quién desde hace unos años venimos haciendo cosas juntas, ella en el diseño textil y yo en la danza, ahora sería diferente porque además le iba a proponer ser la asistente de dirección y porque está esperando un bebe que fue creciendo y creciendo en este tiempo compartido, otra de las cosas que en ese momento pensé fue trabajar sin música. De esto resultó la elección final de 6 personas,  4 mujeres y 2 varones, unos días antes de empezar me di cuenta de que había seleccionado a  5 eran mujeres y 1 varón. Y, una semana antes del estreno, hace unos días también decidí convocar a un músico.

La experiencia de residir en el ciclo constó de reunirnos durante un mes, en nuestro caso dos veces por semana, conocernos y armar una puesta en escena desde cero, una composición site specific que resonara con los primeros fugaces entre pensamientos que la guía del gato hizo aparecer, más el  venir y venir de ciertas supuestas ideas preconcebidas. Para mí todo, un desafío grande

Ahora, hoy miércoles, a 4 días del estreno me puse a escribir este texto porque tuve ganas de poner en palabras y poder compartir lo que fue para mí este proceso creativo, creo que comencé a escribir haciéndome la pregunta, retorica quizás, de cuántas cosas se construyen o se despliegan, alrededor de un encuentro en dónde se la pasa bien.

Y así lo que sigue....Lo que fui viendo a lo largo de los encuentros, la confianza y las ganas de las personas que pusieron el cuerpo corazón. La manera abierta en que experimentaron las propuestas que les fui compartiendo, cómo se dejaron bailar por ellas con sus cuerpos y experiencias, cómo confiaron en las intuiciones que aparecieron y cuáles fueron las que dejaron aparecer en cada uno, en cada cuerpo espacio.

Cada cuerpo con sus memorias. Cada cuerpo paisaje. Cada cuerpo pliegue. Cada cuerpo en un cuerpo cada vez. Cada cuerpo t i e m p o.

¿Cómo es soltar los hábitos? El cuerpo inconsciente que nos habita ¿Cómo es estar en relación vertiginosa con todo esto que se pone en juego?

Lo que hicimos en la residencia se llama Ventanas desde el comienzo desde antes  de conocer a los intérpretes o permormers,  y lo que resultó no responde a  estas preguntas, sino más bien (me) las generó.

(De nuevo hoy) en nuestro encuentro ensayo les decía a los chicos, nos decía, que sobre la estructura compositiva que construimos se permitan poder escuchar las preguntas que eso les está haciendo, las pregunta que se están haciendo cada vez.

¿Cómo hacer para que lo que dance sean las preguntas que se están despertando? ¿Es posible que el textil también se esté haciendo preguntas?

(¿Eso sería no estar representando? Shhh, me metí en el tema de la no representación que propone el butoh, lo dejaré pasar por ahora)

Hice una pausa en la escritura y continué. Quizás tome un sorbo del café de la mañana.

El cuerpo de la vibración, del no saber está en todos. El desafío es dejar (se) bailar por esa escucha de tan cierta desconocida. Estar en cada ahora siendo habitado por lo desconocido y al mismo tiempo permitirse conocerse.

Otro sorbo.

Para mí la danza es una espiral vital en la que hace poco entré. Dicen que cuando estás en el agua y entrás en un remolino es mejor dejarse llevar porque si te dejas llevar la espiral te llevan hasta el fondo para luego empezar a sacarte de nuevo...dejarse llevar y no morir en el intento de resistirse a la captura.

Vida muerte vida.

Movilizados por el deseo abrimos ventanas en cada cuerpo en cada uno de los encuentros y nos permitimos estar permeables estar porosos….tener relaciones moleculares con cada uno mismo.

Ventanas somos Nadia Cantó, Jazmin Ortiz Ares, Cristina Solórzano, Tatiana Heuman, Mariela Méndez Christie, Pablo Scagani, Hernán Cassiodoro, Mercedes Guagnini y Ana Laura Ossés.

 

Este articulo fue originalmente publicado en la antigua plataforma web de Segunda cuadernos de danza ISSN 22508708.

Fecha de publicación original: 10/11/2015

 

 

Publicado en En palabras
Jueves, 15 Junio 2017 15:55

Entrevista a Quío Binetti

Quío Binetti es una artista joven de la escena de la danza contemporánea de Buenos Aires. Bailarina, coreógrafa, gestora y docente de Danza butoh y de improvisación. Desde hace 8 años lleva adelante el ciclo "Tardes y Noches de Butoh" que tiene como objetivo reunir a diferentes coreógrafos que trabajen con este lenguaje particular.

Citando a Quío "...La danza butoh se basa en la improvisación de estados internos que se plasman en un cuerpo y lo bailan. El Butoh permite el despliegue poético y personal de cada bailarín".

Ana: ¿Qué pensás del desarrollo de la actividad de danza Butoh en Argentina?

Quío: El Butoh en los últimos años creció enormemente, se viralizó. Las producciones son cada más numerosa y se amplió el lenguaje saliendo del cliché del Butoh. Hay cada vez más obras de gran identidad y profundo trabajo

A: ¿Qué te motivó a armar un Ciclo de Danza Butoh en la Ciudad de Buenos Aires?

Q: Lo primero que me motivó fue su ausencia. En el año 2007 eramos varios bailarines formados que no encontrábamos espacio para nuestras obras o siempre estaban un poco colgadas en otros festivales o eventos...  como la “cosa rara”. Necesitábamos un espacio donde el Butoh estuviese valorado y reconocido como un lenguaje en sí mismo. Era necesario que tuviera un espacio de visibilidad anual y de encuentro entre coreógrafos bailarines y hacedores de esta danza.

A: ¿Trabajás con un equipo de producción?

Q: Si! Afortunada y milagrosamente es el mismo equipo desde el 2007. Rocío Salmoiraghi es asistente general y colabora con la curaduría, José Binetti es asistente técnico, Gabriela Sternberg es nuestra diseñadora de arte gráfico y el año pasado se sumo Enrique Gurpegui en el registro fotográfico del ciclo.   Es fundamental decir que este ciclo se realiza de manera independiente, es decir que nos auto financiamos, lo que implica que estas personas (incluida yo) lo hacemos sin un interés económico. Cada año es una nueva decisión y una nueva voluntad en común de hacerlo en equipo.

A: ¿Cuál fue el recorrido del Ciclo desde que comenzaron hasta ahora?

Q: El ciclo creció muchísimo. Tanto en cantidad de público como en la calidad de los trabajos. Algo muy importante y valorable es que al principios en el 2007, 2008 programábamos los trabajos que había, es decir de conocidos, compañero de clases etc., no era una convocatoria abierta. A partir del 2010, cuando la producción de obras de danza Butoh se incremento nos pareció necesario  llamar a convocatoria  y nos sorprendió y sorprende actualmente la cantidad de producción de obras que hay  de gente que no conocemos. Síntoma de que el Butoh se multiplica y profundiza.

A: Tengo entendido que uno de los objetivos es reunir a diferentes coreógrafos, que representen a través de sus obras, algunas de las nuevas tendencias y búsquedas en este lenguaje particular. ¿Cómo abordás el criterio de selección de artistas que participan del ciclo? ¿Fue cambiando el modo de selección a los largo de las diferentes ediciones?

Q: El criterio  de selección fue variando a lo largo de los años. En las primeras ediciones  programábamos las obras “que había” sin demasiada ambición. En ese momento el ciclo funcionaba mas como un espacio para nosotros, para reunirnos, para vernos, para darnos un lugar. De alguna manera era algo más interno. Ahora seleccionamos de una gran cantidad de trabajos no sólo de ciudad autónoma sino también de otras provincias. En este momento pensamos el ciclo para la comunidad, para que se abra el lenguaje,  para que visibilice. En ese sentido desde la curaduría hacemos un recorte  necesario. Muchas veces hay trabajos que necesitan un público más especializado o más “avisado”, evitamos obras que puedan resultar un poco expulsivas.

A: Hace dos años cambiaron de espacio escénico.  

¿Cómo fue este pasaje de un espacio más convencional, como el que proponía el Centro Cultural Borges, a un espacio abierto, dónde los artistas pueden elegir diferentes paisajes/partes del Jardín para llevar a cabo su obra? ¿Modificó conceptualmente el abordaje del Ciclo? ¿Encontraste similitudes y/o diferencias que  no te esperabas?

Q: El cambio de espacio respondió a una necesidad concreta de apertura a nivel llegada de público. Si bien en el C.C.Borges siempre nos fue muy bien y el público fue muy nutrido,  nos manejábamos con las mismas personas: los interesados en la danza Butoh.  Al hacerlo en el jardín Botánico el público no sólo se triplicó sino que también cambió. No es público especializado en danza. Y eso nos alegra mucho. Queremos entrar en dialogo con ese público más inocente que pasea por el botánico un domingo soleado y se encuentra con este evento, que se vaya pensando en volver el domingo que viene. Y seguimos teniendo el apoyo de la comunidad del Butoh que siempre acompaña esta producción.

A: ¿Cómo fue la Primer Edición "Tardes de Butoh en el Jardín Botánico"?

Q: La primera edición fue en el 2013, el año pasado. Fue una grata sorpresa. Cumplimos con creces nuestro objetivo de ampliar la llegada a público no especializado. Otro de los objetivos cumplidos fue programar obras que se “resistan” el exterior, es decir que sostengan su intensidad sin elementos técnicos,  que se potencien con el espacio abierto que propone la realización del ciclo en el botánico. Esto se logró gracias al talento de los artistas programados y creo que en este momento el botánico es el lugar ideal para la danza Butoh.

A: ¿Considerás que las obras que se presentan para el Jardín Botánico son Site Specific?

Q: No, ya que nosotros hacemos una curaduría de obras previamente realizadas en otros espacios, no son creadas para el espacio específico del botánico. De cualquier manera cada obra requiere de un gran trabajo de adaptación que me parece súper valioso y provocador. Nos enfrentamos a nuevas preguntas: ¿Cómo trasladar una obra sin que sea un injerto en el espacio abierto? ¿Cómo es la atención, la energía, la recepción del publico en un espacio sin paredes? ¿Cómo habitar un espacio público de forma respetuosa? ¿Cómo intervenir sin violentar?. Esperamos que en ediciones próximas, cuando el ciclo esté más instalado, los coreógrafos que ya lo conocen puedan desarrollar obras para este espacio particular

A: ¿Sabes qué recepción tuvo en el público esta propuesta de danza en un espacio público?

Q: La recepción fue muy buena. Tanto del público que se acercó a comunicarlo como también del espacio del Jardín Botánico. En esta última edición el público se fue incrementando domingo a domingo, resultado del boca en boca ya que no contamos con mucha difusión en la prensa. Tenemos que agradecerle a Carolina Sorensen quien nos abrió las puertas del espacio de una manera super fluida. Creo que hay muchos lugares  públicos que necesitan de este tipos de producciones que de alguna manera revitalizan los espacios y los ponen en una circulación diferente.

A: El ciclo de danza Butoh este año llega a su octava edición. ¿Qué fue lo que más entusiasmo del recorrido por estas ediciones? ¿Qué te motiva a continuar programando el ciclo a lo largo de estos años?

Q: Lo que más me entusiasma  es que el ciclo se esta instalando tanto entre los bailarines, coreógrafos, performers de Butoh como en la comunidad. Muchos grupos esperan el ciclo como ventana donde mostrar sus trabajos. Ser un referente anual de la danza Butoh en Argentina es uno de nuestros objetivos

A: ¿Qué expectativas tenés para esta edición que esta por empezar?

Q: En esta edición hemos seleccionado menos trabajos y de mayor calidad. Vamos depurando nuestra curaduría, seleccionando cosas que se relacionen con el espacio abierto de una manera creativa y amorosa.  

A: ¿Qué le dirías al público en general para que visite el Jardín Botánico estos domingos de Noviembre y vaya a ver danza en este espacio de naturaleza en plena ciudad?

Q: Los invitamos a disfrutar de un ciclo  de danza diferente, profundo y bello. A compartir un respiro. Una  contemplación poética. Les pedimos que nos acompañen en esta edición que construimos con muchísimo amor y respeto por el espacio habitado, por quienes nos acompañan y por el lenguaje que nos reúne.  

Entrevista realizada en Buenos Aires, Noviembre 2014.

Fecha de publicación: 08/11/2014

Las fotografías que acompañan la entrevista son de  Enrique Gurpegui. Tardes de Butoh, Edición 2013.

Publicado en En palabras
Jueves, 14 Julio 2016 13:55

d a n z a NOVIEMBRE

TODOS LOS MARTES DE NOVIEMBRE DE 14.30 A 16.30 HS
EN ROSETI 722
 
UN MES PARA EXPERIMENTAR EN DANZA 
 
d a n z a . cuerpo, técnica, improvisación.
d a n z a butoh
clases grupales e individuales
Coordina: Ana Laura Ossés
 
Experimentar con las herramientas técnicas que la danza contemporánea-butoh proponen. 
Para abordar el cuerpo y la danza singular y múltiple de cada unx. 
Para habitar y potenciar. 
Cuerpo memoria | cuerpo sensación | cuerpo metamorfosis. 
Cuerpo-paisaje de fuerzas. 
Cuerpo presente en cada ahora.
Para des-conocernos y conocernos.
 
Mail de contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.mail.com 
Whatsaap: 11.5912.8432 
Instagram: @viaespacio

Foto: Matias Barutta 




Publicado en En formacion
doce veinticuatro segunda cuadernos de danza

Segunda En Papel - LIBRERÍA
Leer más



Aprovechá nuestros 10.000 contactos!

SERVICIO DE MAILING DESCUENTOS EN INVIERNO Consultas: info@cuadernosdedanza.com.ar... Leer más