Jueves, 18 Mayo 2017 17:48

Pasodoble // Revista DCO en 2da // Poderoso, lo que es

Escrito por Gustavo Emilio Rosales

Lo que es no necesariamente es lo que está, como cosa o bulto. Un anhelo, una añoranza o un temor, por ejemplo, se localizan, son, a manera de realidad imaginaria, en la mente de quien los evoca, de quien los traza para sí, de una u otra manera.

Lo que es, para ser, no necesita conclusión: un comienzo y un fin determinados. Sin duda hubo una era donde la unidad era un sentido imaginable, quizá deseable, pero después, por ejemplo, de Hiroshima, ya no cabe asegurar ninguna solidez.

Lo que es, es, por tanto, siendo; haciéndose. “La danza: imagen de creación continua”, pensó Waldeen en su momento, porque ella –una de las abuelas de la escena coreográfica contemporánea en México-, pertenecía al espíritu de las revoluciones de principios del XX.

Así, el cambio, la impermanencia, la vicisitud, la peripecia, inestabilidad o difusión son atributos que definen la postura epistemológica en el origen de las artes.

Nietzsche, sin duda, fue el profeta y apóstol del resquebrajamiento. Pero Rimbaud se convirtió en su rapsoda con Genio: “Es el afecto y el presente, puesto que ha hecho la casa abierta al invierno espumoso y al rumor del verano…”. “Es el afecto y el porvenir, la fuerza y el amor que nosotros, de pie en medio de las rabias y de los hastíos, vemos pasar en el cielo de tormenta y las banderas de éxtasis”.

Es el tránsito aparecido-desaparecido de un impulso puro, observó Roger Munier, un gran lector de este poema, en cuya cresta estalla la consigna “atrás esas supersticiones, esos antiguos cuerpos, esas parejas y esas edades. ¡Es esta época la que se ha ido a pique!”

No cabe el tiempo atrás, tiempo pasado en lo que es. No, al menos, como definición. Por otra parte, el futuro es vehemencia prontamente capturada por la fugacidad de los instantes. ¿Qué nos queda, pues, sino creer, crecer, en el presente y, “de miradas en miradas…”, “bajo las mareas y en lo alto de los desiertos de nieve, seguir sus visiones, sus alientos, su cuerpo, su luz”.

Pocos se acercan a lo que es tanto como el performer –actor o bailarín-, quien incluso lo nombra, para efectos del trabajo, como “la presencia”. Estar, el secreto de la presencia, la presencia en escena, la energía, son términos al uso en la necesidad de quien asume transformarse a sí mismo en obra de arte.

“El performer es el hombre de acción”. La sentencia de Grotowski es contundente. No necesita más. No se habla del que imita, evoca o sustituye –acciones, por demás vinculadas a cierto pasado inoperante-, sino del que es, de quien está: el hacedor. El conocimiento es un problema de hacer: un estado de crisis que se capta en gerundio.

Cuando la búsqueda por asumir el momento a plenitud, base del oficio del performer, ya no parece necesaria, surge el imperio de los cuerpos laxos, de los cuerpos en vilo, cuyas apariciones públicas son invariablemente el testimonio de un organismo aferrado por abandono a una condición adolescente, con los correlatos del caso: onanismo, descuido, ambivalencia y gratuidad. Datos de una escena sin héroes, quienes integran esta categoría de ejecutantes son el preciso equivalente del ciudadano apolítico: aquel que llanamente decide no decidir.

De seguro que, en casi cualquier ecosistema, los tiempos que ahora corren son tiempos de penuria. Estados que demandan una toma firme de postura en la apuesta por la supervivencia. Se puede, fácilmente, optar por el grado indiferente de la abulia, pero también se puede decidir participar, sin esperanzas de que el cambio pretendido multiplique sus dones, sin posiciones de Quijote; hacerlo, hacer, tan sólo porque el deseo es una fuerza muy difícil de aplacar una vez desatada.

Por eso lo que es, en su mera condición evanescente, se habita y postula ciertamente en la vehemencia. Hay quienes la dosifican, la demoran con fruición dentro del duro diamante de virtuosas tradiciones de repetición, claves y códigos; o hay quienes prefieren el trayecto explosivo del performance. Por ambas vías se llega a la dilapidación de la energía acrecentada, al derroche de musculaturas inflamadas, al gasto no necesariamente redituable de la experiencia limítrofe. Se llega, en suma, al poder de decidir nuestro destino aquí y ahora: estar, ser siendo; no más, pero no menos; he ahí la política.

 

Emilio Rosales es Teórico y crítico mexicano en el exilio. Creador y director de Revista DCO Danza, Cuerpo, Obsesión.

 

Este texto fue originalmente publicado en la antigua plataforma de Segunda, en el marco de lo que fue pasodoble DCO/2da Primer Edición DICIEMBRE 2013

TEXTO EDITORIAL ORIGINAL 

Durante este 2013, DCO re-publicará parte de sus artículos pertenecientes a sus números agotados en Segunda Cuadernos de Danza. Una publicación acompañará a otra. Dos publicaciones se encuentran y hermanan porque persiguen un fin común. Lo más valioso de este frío planeta, Lezama Lima dixit, es la compañía: escoger en el oscuro pajar las otras vidas que nos complementan y que van también tirando la moneda de su suerte a nuestro lado. 

Revista DCO Danza, Cuerpo, Obsesión y Segunda, Cuadernos de Danza, comparten ahora la ruta de atravesar la danza a través de la escritura y la pasión de situar esta experiencia de fecundación en palabras diferentes, palabras específicas, merecedoras de su logro, danzantes a su vez y por derecho propio: editando, redactando, publicando, creando y recreando.

Segunda Cuadernos de Danza será el escenario para la re-publicación de artículos que formaron parte de pasadas ediciones de Revista DCO hoy agotadas. Una nueva selección y un nuevo conjunto, una nueva lectura y una nueva plataforma de circulación toman cuerpo en pos de recuperar las tareas pasadas, reinsertar contenidos, releer (nos) y reinscribir (nos) en un aquí-ahora. Este intercambio es un primer motor de este pas de deux, que quiere abrir espacios compartidos en el goce y el análisis, es una de las estrategias posibles para la retroalimentación entre ambos espacios de generación de contenidos, ambas plataformas de despegue para la discusión teórica y escrita.  

Por lo pronto, la unión de dos proyectos de reflexión y comunicación que fijan su mirada en la Danza Contemporánea - unión que fusiona, generaciones, perspectivas, voces múltiples, invención y los poderes tutelares de México y Argentina -, si no inédita es, al menos, absolutamente atópica, sin par. Con esta propuesta, apostamos a que el juego de espejos paralelos, de fortuna convocada al alimón, incremente la refracción de esa luminosidad particular y vehemente que suscita la transformación escrita de la imagen del cuerpo en movimiento.

 

 

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • JULIO EN 1224 seguimos con-viviendo! +

    Transcurrió JULIO, 4 SEMANAS MÁS! Segundo mes de trabajo intensivo En Convivencia Segunda cuadernosdedanza.com.ar y Doce/Veinticuatro. Los textos que presentamos Leer más
  • Apuntes sobre la Técnica Humphrey +

    En 1920 parecía ser necesario tener un motor real y orgánico para el movimiento. Doris Humphrey lo encuentra en el Leer más
  • Deshacer historia de la danza posmoderna +

    Conferencia de Ramsay Burt, Coloquio "La construcción de la danza contemporánea", organizado por Aisthesis con motivo de Amperdans 2004. (traducción Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 8 +

    Texto realizado por Daniel Daverio para “El vacío en espacio”, seminario coordinado por Martín Piliponsky en el marco del festival Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 7 +

    Texto realizado por Ana Laura Ossés para “Materiales corrosivos”, seminario coordinado por Amparo Gonzales en el marco de la segunda Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 6 +

    Texto realizado por Facundo Aguirre para “El actor liana”, seminario coordinado por Fagner Pavan, en el marco de la segunda Leer más
  • De la cartografía a la coreografía: un cambio en el panorama de la movilización global +

    Pensar en la movilidad parece estar inevitablemente relacionado con la noción de superficie; es decir, la configuración de un área Leer más
  • Segunda En Convivencia / JUNIO en 12/24 / 4 SEMANAS 8 SEMINARIOS +

    Transcurrió Junio, primer mes de trabajo intensivo En Convivencia Segunda cuadernosdedanza.com.ar y Doce/Veinticuatro. Los textos que presentamos en esta publicación Leer más
  • El Público de Arte. Algunas preguntas +

    La relación del Público de Arte con el Arte y sus espacios de circulación... ¿Puede ser establecida en torno a Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 5 +

    Texto realizado por Alejandra Jaliquias para “Un posible croquis compositivo”, seminario coordinado por Federico Moreno en el marco de la Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

ESCRIBEN EN SEGUNDA